Valiente

Publicado el 16 abril, 2015,

Por Ángela Alcaide, voluntaria técnica de la Universidad de Valencia en Misiones, Paraguay.

Todo el mundo coincidimos en decir que en un viaje con estas características: no sabes con lo que te vas a encontrar (en tono catastrófico), que es para personas valientes y siempre nombramos la diferencia cultural, entre otras características. Me atrevo a decir que todas son ciertas pero también que todas son mentira.

Es cierto que hay que tener un mínimo de valentía,  o mejor dicho motivación o interés, pero no porque lo que vayas a vivir supere tus fuerzas, sino porque te enfrentarás a cosas nuevas y eso tiene sus riesgos. Esas cosas nuevas son lo que “no sabes lo que te vas a encontrar”, pero por eso mismo de “no saber” no puedes aventurarte a decir que será algo demasiado diferente, demasiado triste o demasiado complicado como para que solo lo puedan vivir personas valientes.  Y bueno, la diferencia cultural es obvia, innegable, pero no significa que sea un obstáculo. Además de la necesidad de tener una motivación para emprender este viaje, también es fundamental tener una mente y corazón abiertos, capaz de comprender, capaz de convivir con esa diferencia cultural.

Todo ello lo he descubierto en parte haciendo este viaje. Me fui a Paraguay, al municipio de San Ignacio Guasú (Misiones), con Ayuda en Acción para realizar las prácticas del Máster en Cooperación al desarrollo. Allí estuve casi cuatro meses trabajando con la ONG local con la que colabora Ayuda en Acción. Institucionalmente se llama Centro de Estudios Paraguayos Antonio Guasch (CEPAG), personalmente se llama Julio, Ramona, Lucia, Berna, Iris, Ester, Ovidio, Damin, Alba y Victoria, y el voluntariado, Leti  y Jero. Ellas y ellos son los que me han enseñado todo.

Momento de lectura. En el patio, el calor de esos días obliga a salir a la sombra de los árboles.

Momento de lectura. En el patio, el calor de esos días obliga a salir a la sombra de los árboles.

Leer más >

De regreso en Chinchaysuyo

Publicado el 8 abril, 2015,

Por Paz Huergo, voluntariado técnico en Chinchaysuyo, Ecuador.

El pasado 15 de octubre publicaron en este mismo blog el relato que escribí sobre la experiencia de voluntariado a terreno que realicé en agosto de 2014. Entonces se titulaba “Tres semanas únicas en Chinchaysuyo”. Hoy escribo aquí de nuevo para contaros que, como deseaba entonces, he regresado al mismo proyecto para trabajar durante 3 meses también como voluntaria.

Fran Carril de Ayuda en Acción España me ha pedido que envíe al menos dos textos, uno en las primeras semanas y otro a mi regreso a España en los que podamos compartir la evolución de esta nueva experiencia. Y aquí está el primero:

En este viaje hay algo ya conocido (vuelvo al mismo proyecto y con la misma gente de Ayuda en Acción Ecuador) pero también mucho de nueva experiencia. En agosto viajamos 4 españolas que, aunque no nos conocíamos previamente, compartimos muchos momentos estupendos. Colaboramos juntas en el trabajo, cuando llegaba el tiempo libre siempre teníamos algo que hacer, algún lugar cercano que conocer o, simplemente, estar juntas y comentar la experiencia que estábamos viviendo. Ahora llego sola para estar durante un periodo de tiempo mucho más largo que entonces y vivir lo bueno y lo malo que pueda suceder de forma diferente y en solitario.

Creo que es difícil que a nadie le reciban con más cariño que con el que me han acogido a mí. Una vez más se cumple aquello de que en estos casos, uno recibe más de lo que da. Pero dice un proverbio que “En medio de una gran alegría no hagas promesas” y sería bueno que todos lo tuviésemos en cuenta cuando al final de un periodo de voluntariado, en la euforia de la despedida, lo hacemos con la promesa de volver o de seguir en contacto. En esos primeros días tras mi regreso, ha habido personas que me han dicho que, en el fondo, no esperaban que volviese porque “todo el mundo lo promete pero nadie lo cumple”. Después de escuchar esto, me he dado cuenta de lo importante que es que no creemos expectativas que no sabemos si podremos, o lo que es peor, si querremos cumplir una vez que hayamos regresado a nuestro mundo y a nuestro día a día.

Paz Huergo dando talleres y capacitaciones en Chinchaysuyo

Paz Huergo dando talleres y capacitaciones en Chinchaysuyo

En estos seis meses que separan mi regreso a España y este retorno a Ecuador he intentado seguir en contacto con alguno de los proyectos y colaborar desde la distancia para que hubiese una continuidad entre lo que hicimos en verano y en lo que ahora toca trabajar. Espero que mi estancia aquí pueda ser todo lo productiva que yo deseo. En el blog de octubre detallaba las diferentes áreas de intervención de Ayuda en Acción en Chinchaysuyo. Para no repetir y alargar en exceso este relato, os remito a dicho blog para conocerlas. En este viaje, mi colaboración está destinada al tema de Asociaciones de Mujeres y a un proyecto de Turismo Comunitario.

Leer más >

CERRADO PLAZO DE INSCRIPCIÓN

Publicado el 23 marzo, 2015,

Queridos/as amigos/as,

Os informamos que hemos cerrado el plazo para inscribirse en el Programa de Voluntariado a Terreno 2015.

En estos momentos nos encontramos realizando la selección de todas las candidaturas que hemos recibido.

A lo largo del año mostraremos en este blog algunas vacantes, así como algunos otros proyectos de voluntariado. Para que esteis informados en todo momento, os recomendamos que os suscribais al blog.

 

Equipo de Voluntariado a Terreno

IV Edición del Programa de Voluntariado a Terreno

Publicado el 26 febrero, 2015,

El Programa de Voluntariado a Terreno 2015 comienza hoy mismo.

Ya puedes consultar desde la sección de OPORTUNIDADES las diferentes modalidades de voluntariado a terreno.

Luego podrás ver los países donde hay proyectos que requieran voluntariado, y accediendo a ellos, encontrarás los proyectos concretos donde se encuentra el enlace para completar la inscripción y solicitar así tu participación.

Un año más los países que acogerán voluntarios son: Paraguay, Ecuador, Bolivia, Perú, Nicaragua y Etiopía.

NO TE LO PIENSES MÁS Y VIVE UNA EXPERIENCIA ÚNICA Y TRANSFORMADORA

¡TE ESPERAMOS!

voluntariado terreno

Evento Voluntariado en Madrid

Publicado el 24 febrero, 2015,

Un año más organizamos un pequeño acto para presentar la IV Edición del Programa de Voluntariado a Terreno de Ayuda en Acción.

Este evento tendrá lugar en Madrid, el próximo jueves 5 de marzo, y nos encantaría que nos acompañases. Como el aforo es limitado debes inscribirte para asistir al mismo.

En la presentación contaremos con voluntarios y voluntarias que nos contarán su experiencia en terreno, responsables de Responsabilidad Social Corporativa de diferentes empresas que nos hablarán  de la importancia del voluntariado corporativo, y además contaremos con la presencia de Isabel Roser, Directora de DIRSE, y de Rosa María Calaf, antigua corresponsal de TVE.

Aquí puedes ver el Programa e inscribirte:

Evento VAT 2015

Comienza la cuenta atrás

Publicado el 18 febrero, 2015,

Por Fran Carril, Coordinador del Programa de Voluntariado a Terreno

Sandra, Victor, María, Loles, Antonia, Javi, Beatriz, Ander, José Luis, Marta, Mónica, Olga, Paz, Carlos … son algunas de las personas, que un día iniciaron con alegría, emoción, muchas ganas de ayudar y algunos nervios, una experiencia que para la mayoría de ellos cambiaría su manera de entender el mundo, se convirtieron en voluntarios y voluntarias a terreno.

Y para Rosalinda, Hilario, Addis, Tania, Gulianna, Asafa, Guido, Paulina, Guadalupe, Mateo, Dina, Soledad, Darwin, Freddy… y cientos de personas más, luchadoras y fuertes, siempre con un huequito en nuestros corazones, compartieron parte de sus vidas con los voluntarios y voluntarias que un día decidieron, que sin conocerles, sin ponerles cara ni nombre, y a miles de kilómetros de sus casas, debían ayudarles y apoyarles, y ellos y ellas, les acogieron en sus casas y comunidades como si siempre hubiesen formado parte de sus vidas.

Collage voluntariado 2013

Miles de historias conjuntas que cambian, se transforman y que generan vínculos de solidaridad, cariño y amistad, que ni el tiempo, ni la distancia podrá ya romper.

Y como no podía ser de otro modo, esta aventura solidaria continua y el próximo 26 de febrero comenzaremos conjuntamente nuevas vivencias.

Desde Ayuda en Acción, os damos las gracias desde ya por vuestro entusiasmo y esperamos que en este 2015 más voluntarios y voluntarias formen parte de este Programa.

Continuamos esta aventura solidaria, en la que granito a granito construimos y luchamos por cambiar el mundo.

Consulta los proyectos a partir del 26 de febrero e inscríbete. Te esperamos.

La familia

 

 

 

¿miramos?

Publicado el 11 febrero, 2015,

Por José Luis Santana, voluntario de inmersión en el área de desarrollo de Anta-Cusco, Perú.

Chacán está a más de tres mil quinientos metros de altura. Hace frío, mucho. No hay nieve salvo en el Nevado, un montañón que nos contempla desde la distancia. No hay nieve porque por aquí pasa el Ecuador; si no, todo serían nieves perpetuas.

En Chacán, en la comarca de Cuzco, Perú, viven 2200 habitantes, en casas de adobe, con ladrillos que ellos mismos amasan y se venden entre sí, de barro y paja, y que al cuajar es duro como la piedra. Las casas también se las hacen ellos: se juntan cuatro vecinos quince días y te hacen una casa.

De hecho se hacen casi todo ellos. Allí trabaja todo el mundo, mayores y no tan mayores, desde que sale el sol hasta que se pone. Todo el mundo está haciendo algo de sol a sol. Incluso cuando paseaba con Regina, la madre de la primera familia con la que estuve acogido, ella iba por el camino con la rueca de hilo, preparando la madeja para tejer después.

Foto de José Luis Santana (1)

La electricidad ha llegado hace diez años. El centro de salud y el centro de educación primaria hace seis. Las calles eran de tierra cuando yo fui, tuve suerte, era la época seca. En la húmeda son de barro. Tienen un proyecto a 10 años para poner luz en la calle principal del pueblo (postes con farolas). La calle tiene unos seiscientos metros.

La gente vive del campo, de lo que da la agricultura, el ganado, la cría de cuis (cobayas, allí son una reciente fuente de proteínas para los niños, muchos de ellos con desnutrición hasta hace poco), la confección de tejidos de lana, y últimamente con un  turismo incipiente, como este turismo vivencial que hice con Ayuda en Acción y la Asociación Civil Wara de Cuzco.

Leer más >

Un viaje con co-razón

Publicado el 4 febrero, 2015,

Por Rocío del Alba García Guillén y Mª Cristina Mesa Garrido, voluntarias en el área de desarrollo de Manuel María Caballero, Bolivia.

Confucio ya anunciaba “Donde quiera que vayas, ve con todo tu corazón”, si esta es una de nuestras creencias en el día a día, como no, a la hora de iniciar un viaje de voluntariado, donde ponemos el corazón para abrirnos a la razón, tomando conciencia de las diferencias en nuestro mundo.

Niños del proyecto jugando

Niños del proyecto jugando

Somos Rocío y Cristina, amigas desde la universidad y maestras de educación especial. Ambas teníamos la ilusión por viajar a un país donde pudiéramos compartir experiencias profesionales y humanas que aportaran innovación, luz y ayuda.

Nos ponemos en contacto con Ayuda en Acción y determinan que viajaremos en el mes de agosto de 2014 a Comarapa que es la primera Sección Municipal y capital de la provincia de Manuel María Caballero en el departamento de Santa Cruz, Bolivia.

Se caracteriza por su topografía variada que comprende tres regiones, desde la alta serranía húmeda de la Siberia, los valles rodeados de montañas, y parte de las llanuras amazónicas. Pueblo tradicional de valle con sus características propias de la región.

El nombre Comarapa obedece a la conjugación de palabras quechuas: con “- wara”, que significan “verde y campo” que con el discurrir de los años se añadió la sílaba “pa”, llegando a constituirse en “Conwarapa”, y más tarde “Comarapa”, o sea Campo Verde”, que es su característica nata.

Otra de las grandes características es el fuerte viento (“brisa comarapeña”) que suele aparecer por las tardes, invadiendo todo de polvo y aportando al lugar un tono rojizo.

Calles de Comarapa

Calles de Comarapa

 

Comarapa y sus gentes

Comarapa y sus gentes

La amabilidad de sus gentes nos dejó cautivadas, como con tan poco te lo ofrecen todo. Su manera de ver la vida, siempre con una sonrisa. El esfuerzo, el trabajo y la tenacidad, se ven en el día a día, desde ancianas haciéndose kilómetros para transportar agua, cultivando sus tierras… Cabe destacar como confluyen las nuevas tecnologías con las escasas comodidades de la vida diaria (es fácil ver móviles, pero tener una lavadora es un bien al que no todos pueden acceder). Esto nos hace reflexionar como el mundo tecnológico toma posesión, cada vez con más fuerza, en nuestras vidas.

Desde nuestra llegada, Ayuda en Acción nos pone en contacto con PASOC (Pastoral Social de Cáritas). Esta Pastoral se dedica a tres labores fundamentales: la promoción y desarrollo de la agricultura, la salud y la educación en la zona. PASOC está compuesto por profesionales de estos campos y han sido los que nos han acompañado a lo largo de toda nuestra estancia. Desde Guido que nos recoge en el aeropuerto de la caótica Santa Cruz, no pesándole los 250 km (traducido a 5-6 horas de viaje) que separan Comarapa de la capital, pasando por Evelin, Guadalupe, Lorenzo, César…. y como no, Gina, la persona que nos ha guiado en nuestra labor, una mujer trabajadora, formada, embarazada de ocho meses, ejemplo de superación y fuerza. Ella y su familia nos sirvieron de enlace para conocer la comunidad, ofreciéndonos una hospitalidad que en otros lugares no habíamos conocido. Gracias a ellos visitamos lugares típicos de la comunidad como La Laguna Verde, El jardín de las Cactáceas, mostrándonos los alrededores y sus platos típicos, e incluso compartiendo momentos familiares invitándonos al cumpleaños de uno de sus hijos.

Momento del desayuno con los miembros de PASOC

Momento del desayuno con los miembros de PASOC

Leer más >

GRANDES EXPERIENCIAS, SABERES, AMISTADES… desde la mirada del Chinchaysuyo.

Publicado el 28 enero, 2015,

Por Soledad Ortega, Coordinadora de Ayuda en Acción del Área de Desarrollo de Chinchaysuyo, Ecuador.

Cuando, en febrero de 2013 nos plantearon la posibilidad de presentar propuestas para Voluntariado a Terreno, nos surgieron muchas inquietudes pero a la vez grandes anhelos porque el conocer personas acarrea sentimientos y sensaciones como  miedo, expectativa, curiosidad, etc.

La experiencia comenzó en junio de 2013, cuando llegó al Chinchaysuyo Silvia Haba, una mujer muy propositiva, dinámica e inteligente, con una gran sonrisa cautivó al equipo técnico….que con ansias esperábamos en el Aeropuerto de Catamayo. Su llegada al territorio significó que tendríamos que abrir las puertas de oficina pero también de nuestro corazón.

Silvia Haba

Silvia Haba

En la misma semana llegó Beatriz Cano e inmediatamente sentimos empatía entre nosotros, desde ese momento nos convertimos en aliados y cómplices para juntas y juntos aprender de ésta nueva experiencia. Los primeros días visitaron las comunidades, conocieron a las familias y a su paso dejaron amigas y amigos campesinos de Santa Rosa y el Salado de Jimbura, que a pesar de las carencias cuentan con una voluntad férrea para aprovechar las oportunidades brindando afecto y cordialidad.

Beatriz Cano

Beatriz Cano

Quince días resultaron escasos, pero como cuando se quiere nada es imposible, en ese corto tiempo nuestras “nuevas amigas” nos dejaron saberes, sentires e ilusiones sobre el Voluntariado a Terreno. Beatriz, a su regreso a España realizó una campaña que permitió dotar de agua para consumo humano a varias familias de Santa Rosa, por lo que las y los compañeros campesinos la recuerdan con mucho cariño y gratitud.

Leer más >

Mis héroes

Publicado el 20 enero, 2015,

Por Marta Sánchez, voluntaria de equipo en Etiopía.

Hace ya más de tres meses que regresamos de nuestra maravillosa experiencia en Etiopía y aún me acuerdo de ellos cada vez que abro un grifo…

En el aeropuerto de Barajas reinaba el nerviosismo, siete personas desconocidas  íbamos a iniciar una aventura inolvidable en un momento muy difícil, ya que el ébola estaba atacando duramente a África y no resultaba un viaje demasiado atractivo sobre todo para nuestras familias.

Allí conocí a la que desde entonces se ha se ha convertido en mi sister , Susana derrochando alegría y humor por los 4 costados, a la tierna Sandra contando diariamente las historias de sus linces, que tanto hemos disfrutado, Maru a la que escuchábamos atentamente ya que era la única que había vivido esta experiencia, nuestra niña dulce del grupo y enfermera  era Montse a la que todos recurrimos en algún momento. Alfredo siempre fue UNA más, el pobre rodeado de tantas mujeres, Blanca aportó madurez  y la jefa de Ayuda en Acción Eztizen  que no paraba de contarnos cosas importantes antes de iniciar nuestro viaje.

Era nuestra primera vez en Etiopía, país muy desconocido y, sin embargo, asombroso.

En la capital nos recibió todo el equipo de Action Aid que en todo momento nos instruyeron y  cuidaron como nuestros propios padres y de esa forma… comenzamos el viaje que nos llevaría a Janamora.

Janamora está a 1.000 km de la capital Addis Abeba, llegar allí hubiera sido prácticamente imposible de no ser por el equipo de Ayuda en Acción.

Atravesar  durante 5 horas el Parque Nacional de Simien  situado a 4.000 m de altura, que no dispone de carreteras asfaltadas, fue toda una odisea pero finalmente llegamos a nuestro destino.

La primera noche en el campamento base de Ayuda en Acción empezamos a ser conscientes de dónde estábamos sin saber que al día siguiente en la convivencia con las familias veríamos lo más duro de la vida de Janamora, privados de todo tipo de necesidades que nosotros consideramos básicas.

La presentación de las familias fue un acto emotivo, allí conocimos a nuestro padre etíope y al traductor que iba a hacer posible la comunicación entre nosotros.

La familia de Marta en su casa

La familia de Marta en su casa

Emprendimos el viaje hasta la que iba a ser nuestra casa, llamábamos mucho la atención porque se trata de un lugar tan remoto que no habían visto nunca un hombre blanco por lo que nuestra presencia resultaba muy extraña y no dejaban de observarnos como niños que por primera vez se encuentran fortuitamente con Papá Noel.

Leer más >

credit
© Ayuda en Acción

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR