Mi experiencia en el Hogar

Publicado el 20 noviembre, 2015,

Por Concha de la Hoz. Voluntariado de equipo en el Hogar Teresa de los Andes, Bolivia.

El voluntariado a terreno en el “Hogar Teresa de los Andes” (Bolivia) no se puede dar a entender solo con palabras, sino desde el mismo Hogar, pero aun así desde aquí, me gustaría contar mi experiencia como voluntaria con la intención de dar a conocer al mundo la existencia del citado centro, salvación de decenas de niños, y de animar a quien pueda o se sienta capaz a realizar un proyecto similar.

Debo de reconocer que antes de haber participado en este voluntariado, nunca había trabajado con niños discapacitados y que me asustaba un poco el hecho de no saber cómo abrazarlos, cómo entenderme con ellos o cómo sujetarlos, al ignorar si en algún momento se sentirían agobiados o podría hacerles daño. Sin embargo, la ilusión por ir a Bolivia y por conocer a estos niños y al resto de voluntarios superaba las barreras de cualquier miedo inicial.

Autobús del Hogar Teresa de los Andes con algunos de los niños y chicos del centro

Autobús del Hogar Teresa de los Andes con algunos de los niños y chicos del centro

La primera impresión tras nuestra llegada al Hogar y la visita por sus dependencias la tendré grabada en mi mente para siempre. ¿Cómo definirla? Fue una mezcla de pena, de asombro (por lo increíble que es ver lo que algunas personas pueden llegar a realizar con algunas de sus capacidades mermadas) y un sentimiento de agradecimiento por estar viva y sana (pensamiento que, con frecuencia, en el día a día de cualquiera pasa a un segundo plano).

Leer más >

De Gran Canaria a las escuelas de Ayaviri, en Perú

Publicado el 10 noviembre, 2015,

Por Loli Pérez que ha realizado un voluntariado técnico en varias escuelas del Área de Desarrollo de Puno, en Perú.

Sin duda la vida nos sorprende con oportunidades que nos llevan a conseguir deseos que hemos ido llevando de un lado para otro  en nuestro viaje particular. Cuando las imágenes se te quedan en la retina y te duelen piensas que algo no está bien, es cuando te das cuenta que no es suficiente con sentirlo, hay que actuar. Este verano pude hacer de mi profesión una herramienta solidaria.

Comencé esta aventura volando. En mi primer aterrizaje -en Barajas-  apareció Carmen, sevillana y aunque no la conocía, enseguida el vínculo que une a las personas sutilmente apareció entre nosotras.

Continuamos a Lima y, desde allí, otro vuelo al aeropuerto de Inca Manco Capac, en Juliaca, donde nos esperaban Fernando y Edwin.  Nos subimos en la furgoneta que sería nuestro medio de transporte habitual durante la estancia.

Con los compañeros de Desco-Ayuda en Acción

Con los compañeros de Desco-Ayuda en Acción

El caos de Juliaca nos sorprendió, combis, triciclos motorizados, guaguas, coches, camiones y sobre todo mucha gente que circulaban sin orden por doquier. Mujeres ataviadas con sus polleras de colores, sombreros, largas trenzas y su awayo portando, en ocasiones enseres, y en la mayoría de los casos a un bebé que asomaba sus negros ojos y su piel quemada del frío.

El destino fue Ayaviri donde, el equipo humano de DescoAyuda en Acción que trabaja en el Área de Desarrollo de Puno, nos recibió con alegría y agradeciendo un trabajo que aún no habíamos comenzado.

Leer más >

Mi primera experiencia de voluntariado

Publicado el 3 noviembre, 2015,

Carmen Gutiérrez Alonso, voluntaria en Manuel María Caballero, Bolivia

Para mí ha sido la primera experiencia de voluntariado, a pesar de que lo había intentado anteriormente, esta inquietud no pudo materializarse hasta que Ayuda en Acción me brindó esta oportunidad en Bolivia.

Soy enfermera de profesión, aunque no busqué un voluntariado que precisase un perfil sanitario porque mi intención era prestar la ayuda que me solicitasen; sin embargo mi colaboración con el equipo se ha basado en aquello en lo que podía ser más útil y eso es aquello que guarda relación con mi actividad habitual y fue enfocada a la formación de profesionales de salud y de personas de las comunidades, o cómo allí lo llaman: “la capacitación” talleres sobre prácticas saludables. El área de desarrollo es Manuel Mª Caballero en el Departamento de Santa Cruz de la Sierra en Bolivia. Es un área grande, con importante dispersión geográfica en la que los profesionales de PASOC, han de recorrer todos los días importantes distancias para el desarrollo de su actividad empleando mucho tiempo y esfuerzo. Al llegar fui recibida por los miembros del equipo que desde el primer momento me acogieron como una más haciéndome la estancia de mi voluntariado francamente inolvidable. La localidad base donde está la oficina está en Comarapa, el equipo está formado por profesionales diversos de educación, salud, trabajadores sociales… que adaptan su conocimiento a las distintas necesidades de la población. Los primeros días todo el equipo estaba volcado en el envío de las cartas de niños apadrinados a sus amigos de España e Italia, como coincidía con el envío de fotos era un trabajo muy laborioso para lo que todos se emplean a fondo: recorrer las escuelas haciendo fotos, clasificarlas, organizarlas, asociarlas a las cartas y prepararlas para el envío; todo ello contrarreloj y revisando cuidadosamente para evitar cualquier error. El equipo trabaja sin descanso hasta altas horas de la noche. Esta circunstancia varió un poco el programa de talleres, pero una vez recuperado empecé a recorrer con el médico del equipo los centros sanitarios de la zona: hospitales, centros de salud….

Centro de salud.

Centro de salud.

Leer más >

En Ica, muchas cosas vi, muchas cosas viví

Publicado el 30 octubre, 2015,

Por Rodrigo Gallero, voluntario técnico en 2014 en Ica (Perú).

Tras más de 12 horas de vuelo transoceánico aterricé en América.

400 kilómetros al sur de la capital de Lima, la capital de Perú, me recibió la ciudad de Ica, convertida a esa hora en un verdadero horno. Allí me esperaban los compañeros, después amigos, de DECAL, para trasladarme a mi punto de destino final, la pedanía o poblado de Santa Dominguita y sus campos de espárragos.

Y una noche, tras asamblea de la Red, a la intemperie conversamos Europa y América. Allí, bajo la capa del cielo, de pie, compartiendo, Sabino, Dario, Jorge, Montoya, y otros, en perfecta simbiosis de opiniones, razones y saberes.

Yo les pregunté cómo habían conocido Ayuda en Acción, a lo que Jorge me respondió: “eran tiempos duros y difíciles y yo veía pasar una camioneta con un rótulo en su portezuela que decía “Ayuda en Acción Perú” y yo pensaba: ¡eso es justo lo que necesitamos por aquí! e indagué como podría localizar a esos señores y hablar con ellos”. Meses mas tarde era una realidad la Red. Sobre estos compañeros he de decir que Jorge es un visionario, que Montoya es un sabio trabajador y que Sabino es un ejemplo de emprendedor.

Rodrigo con los agricultores y comunidad participando de la reunion con el Gobernador Regional de Ica

Rodrigo con los agricultores y comunidad participando de la reunion con el Gobernador Regional de Ica

Leer más >

Jornada de Voluntariado de Ayuda en Acción

Publicado el 26 octubre, 2015,

El pasado viernes, 23 de octubre, muchos de los voluntarios y voluntarias de Ayuda en Acción vivieron una divertida jornada donde poder reencontrarse, conocerse y contar sus experiencias como voluntarios.

La jornada comenzaba con varias intervenciones de los trabajadores de Ayuda en Acción, que les contaron las acciones que se están llevando a cabo en la organización, así como poner en valor el trabajo del voluntariado, realizando así un  reconocimiento a su labor.

Comienzo de la jornada de Voluntariado.

Comienzo de la jornada de Voluntariado.

Un momento muy emotivo fueron los vídeos enviados por los compañeros de Ayuda en Acción en los paises donde se desarrolla el Programa de Voluntariado a Terreno.

Después llegó el momento para compartir el trabajo realizado, gracias a los amigos de Risomanía, los voluntarios a través de divertidas dinámicas y juegos contaron y compartieron sus experiencias, muchos de ellos no podían evitar emocionarse al recordar todo lo vivido.

Recreación del viaje a Terreno

Recreación del viaje a Terreno

La conclusión, tanto para voluntarios, como para los trabajadores de Ayuda en Acción, son las mismas: “Un inmenso Gracias por todo lo vivido y las ganas de volver “a terreno” cuanto antes.”

Compartiendo sus experiencias de voluntariado a terreno

Compartiendo sus experiencias de voluntariado a terreno

También organizamos un concurso de fotografía, y la ganadora fue Mª Paz Mateo, con su fotografía de su voluntariado en el Hogar Teresa de los Andes (Bolivia). La sonrisa, de Marcelo, el protagonista de la fotografía, lo dice todo:

Marcelo haciendo gimnasia en el Hogar Teresa de los Andes

Marcelo haciendo gimnasia en el Hogar Teresa de los Andes

Que maravilloso resulta cuando gente tan diferente, se conoce y se da cuenta de que tienen muchas cosas en común… especialmente un corazón inmenso y ganas de cambiar un poquito este mundo.

Desde Ayuda en Acción, GRACIAS a todos por esta maravillosa jornada y por todo vuestro trabajo y esfuerzo por los que más lo necesitan.

 

 

Verano solidario en Ecuador: La generosidad de darse

Publicado el 8 octubre, 2015,

Por Gilberto Falcón, empleado de Management Solutions, y voluntario en el proyecto de Chillogallo, Ecuador.

Me habían dicho desde siempre que dar es mejor que recibir; mi experiencia en el Ecuador me convence de la gran verdad que esconde esta frase.

A tres horas de la capital ecuatoriana se encuentra Santo Domingo de los Tsáchilas (o de los Colorados), la tercera ciudad más grande del Ecuador. Tres semanas en la Casa de Don Bosco te ayudan a abrir los ojos a una realidad diferente, te llevan a ser más consciente del entorno en el que vives y a valorar lo afortunado que eres teniendo lo que tienes.

Decidí participar, a través de un voluntariado corporativo, en un proyecto que conjuntamente, Ayuda en Acción y el Proyecto Salesiano “Chicos de la Calle”, en Santo Domingo llevan a cabo en esta ciudad de Ecuador y otras cuatro ciudades. En el proyecto participamos consultores provenientes de las distintas oficinas que tiene Management Solutions, todos con un objetivo en común: dar lo mejor de nosotros, tal como me lo recordaron al inicio de este viaje.

Grupo II de voluntarios de Management Solutions junto con personal de Ayuda en Acción y del Proyecto Salesiano

Grupo II de voluntarios de Management Solutions junto con personal de Ayuda en Acción y del Proyecto Salesiano

En las primeras reuniones comentábamos lo enriquecedoras que son estas experiencias, en las que uno cree que tiene mucho para dar y al final acabas recibiendo más de lo que te imaginabas. Aunque al principio parecíamos un tanto escépticos, con el trabajo diario terminamos por entender la gran satisfacción que solamente te genera el haberlo dado todo.

El Proyecto Salesiano atiende a niños en situaciones familiares complicadas (padres separados, niños huérfanos, abandonados) o que trabajan en la calle, con sus familiares o con otras personas, vendiendo comida, poniendo grasa de zapatos o recogiendo basura. Son niños en grave riesgo de exclusión social, cuyo entorno escolar o social no les ayuda ni les motiva, pero sobre todo, son niños que reclaman mucho, mucho cariño.

Leer más >

Nuestro viaje a Perú

Publicado el 2 octubre, 2015,

Por Annaïck Locqueneux,  trabajadora de Ayuda en Acción y coordinadora del grupo de voluntariado corporativo de AGBAR en Perú.

En Julio del 2015, tuve la suerte de conocer a Amparo, Diego, Fran, Javier, Joni, Jordi, Mari-Carmen, Saioa, Sole, Xavi, todos voluntarios del Grupo AGBAR que asumieron con gran curiosidad y energía el reto de participar en un proyecto nuestro en Lambayeque (Perú). Al principio del viaje, muchas dudas, preguntas…cada uno con unas expectativas distintas. ¡Sin embargo, conseguimos formar un grupo cohesionado y llenar un baúl de muchos recuerdos, imágenes, gestos, risas, abrazos pero sobre todo con mucha ilusión por repetir el año que viene!

Peru

Charla de bienvenida al grupo.

Sin embargo, iniciar este trabajo de voluntario con los habitantes de la comunidad Campesina Muchik Santa Catalina de Chongoyape no fue tarea fácil para nosotros. De hecho, el grupo tenía mucha ganas de empezar a “actuar” pero tampoco queríamos intervenir de manera intrusiva y cambiar sus costumbres sino más bien convivir con ellos y poco a poco comprender sus necesidades e inquietudes con el fin de colaborar lo mejor posible en su día a día. Gracias a la gran ayuda de nuestro socio local CIPDES, supimos aprovechar el tiempo al máximo. Más allá de realizar labores de construcción, restauración y rehabilitación de espacios comunitarios (una bella obra producto del “trabajo colectivo”) vivir con los niños y niñas de los caseríos adyacentes resultó ser también para cada uno de nosotros un momento inolvidable y se quedará para siempre en nuestra memoria. Todos los días nos esperaban, gritando nada más vernos “profe, profe…” con una sonrisa y creando lazos de afecto y cariño, dispuestos de nuevo a compartir juntos.

peru 3

Labores de voluntariado.

Solo tengo palabras de agradecimiento para todos por permitirme vivir esta aventura

Como dijo Maya Angelou (novelista y activista para los derechos civiles) :“La Gente se olvidará de lo que dijiste, la gente se olvidará de lo que hiciste, pero la gente nunca olvidará cómo les hiciste sentir”, ¡nosotros nunca olvidaremos lo que la gente de Chongoyape nos hizo sentir!

Leer más >

Un centro con grandes capacidades

Publicado el 22 septiembre, 2015,

Por Beatriz Varela, trabajadora de Ayuda en Acción en la Delegación de Galicia.

El domingo 12 de julio de 2015,  comenzamos la aventura que Anne, Carlos, Lucía, Carmen, Concha y yo, Bea, llevabamos esperando desde hace meses. Nos encontramos en el aeropuerto de Barajas, expectantes por conocer a los que se convertirían en nuestros compañeros de esta experiencia única e inolvidable. ¿Nuestro destino? El Hogar Teresa de los Andes, centro de atención a personas con capacidades especiales en Bolivia.

Los voluntarios en la selva de Amboró, Bolivia.

Los voluntarios en la selva de Amboró, Bolivia.

EL HOGAR TERESA DE LOS ANDES

“El Hogar”, situado en una zona rural a escasos kilómetros del pueblo de Cotoca, está dividido por pabellones en los cuales residen las personas internas, comprendidas entre las edades de 5 a 50 años aproximadamente. Así, éstas están distribuidas en los mismos en función de su grado de discapacidad y otras características comunes, con el objetivo de prestarles una mejor atención.

Nuestro querido Pepe con las voluntarias Anne y Concha en el huerto del Hogar

Nuestro querido Pepe con las voluntarias Anne y Concha en el huerto del Hogar

Además de ofrecer los servicios de alojamiento, manutención e higiene, el Hogar cuenta con un centro o unidad educativa que acoge tanto a personas internas como externas, en la cual los alumnos y alumnas aprenden nociones básicas y otras más especializadas de cara a formarse en oficios que en el futuro les ayude a conseguir también cierta independencia económica (talleres de carpintería y manualidades, pintura, costura, estética, elaboración de bisutería, etc.).

Voluntarios y alumnos tras las clases en el Hogar Teresa de los AndesVoluntarios y alumnos tras las clases en el Hogar Teresa de los Andes

Voluntarios y alumnos tras las clases en el Hogar Teresa de los Andes

Leer más >

Concurso de post solidarios de la Fundación Mutua Madrileña

Publicado el 31 agosto, 2015,

Con motivo de la III edición de los Premios al Voluntariado Universitario en la Fundación Mutua Madrileña vuelven a poner en marcha el Concurso de Post Solidarios, una iniciativa dirigida a todos aquellos que quieran inspirar a los jóvenes a ser solidarios y servir de altavoz para todas aquellas actividades solidarias que contribuyen a mejorar la sociedad.

Puedes conocer las bases del concurso entrando AQUÍ. Os animamos a todos nuestros seguidores/as y en especial a nuestros voluntarios a terreno a participar en este concurso.

Hogar Teresa de los Andes. CASA DE NIÑOS CON HABILIDADES ESPECIALES

Publicado el 27 agosto, 2015,

Por Paz Mateo, Voluntaria en Hogar Teresa de los Andes.

Acabamos de regresar de Bolivia después de tres semanas en el Hogar Teresa de los Andes. No voy a negar mis miedos antes de ir. Confieso que los tenía, aunque me podían más la ilusión y las ganas de colaborar en un Proyecto tan grande. No obstante, me inquietaba mi reacción ante tantas personas con tan graves discapacidades, me angustiaba no ser capaz de comunicarme con los chicos ni saber cómo tocarlos o hablar con ellos. En definitiva, no sabía si sería capaz de transmitirles aquello que necesitaban.

Nada más llegar al Hogar, desaparecieron esas angustias y decidí aprovechar el tiempo al máximo, dando todo lo que estaba dentro de mis posibilidades  y recibiendo todo lo que me ofrecieran los demás. En el camino no estaba sola; Carmen (nuestra coordinadora),  Aida, Santiago, Nerea, Darío, Ruth y Jorge han compartido conmigo estos días de trabajo y colaboración así como los momentos de relax y de ocio, que también los ha habido. Ha sido un gusto enorme trabajar y convivir con ellos.

Juntos en San José de Chiquitos.

Juntos en San José de Chiquitos.

Me traigo muchos recuerdos, imágenes, gestos y detalles. Muchos nombres en la memoria y las caras de todos aquellos con los que hemos convivido estos días.

Mi sincera admiración y profundo respeto hacia todas las personas que trabajan en el Hogar. Es un trabajo muy duro, de mucha exigencia física y en el que se necesita también una gran fortaleza de espíritu. Y desgraciadamente, sin los medios y recursos humanos, técnicos y económicos que harían la vida allí un poco más fácil. Sin embargo, tengo la sensación de que los chicos se sienten muy bien cuidados en su casa y se les nota felices.

Marcelo, uno de los chicos que vive en el Hogar Teresa de los Andes.

Marcelo, uno de los chicos que vive en el Hogar Teresa de los Andes.

“El hecho de que no puedan hablar, oír, caminar ni ver, no significa que no puedan amar, ni mucho menos reír”.

Los he visto disfrutar, bailar, abrazar, besar, reír y he visto su gran capacidad de comunicar. Me ha encantado conocerlos y cada uno de ellos, con sus habilidades especiales, ocupa ya un rinconcito dentro de mi vida.

Los momentos complicados y las dificultades diarias en la vida del Hogar también existen. Sería un error no mencionarlos aquí. Aún queda mucho por hacer, muchas necesidades que cubrir y ciertos aspectos que mejorar. Para eso hacen falta también muchas más manos y más colaboración. Esos chavales tienen su vida en el Hogar, pero sin el Hogar ¿qué sería de su vida? 

Fiesta despedida a los voluntarios y voluntarias.

Fiesta despedida a los voluntarios y voluntarias.

Muchas gracias a todos los que hacen posible este Proyecto y muchas gracias a Ayuda en Acción por haberme dado la oportunidad de conocerlo y haber llegado hasta ellos. Mi agradecimiento a todas las personas que nos han acompañado durante estos días, con mención especial a Enrique, cuya actitud ante la vida y el trabajo son un ejemplo a seguir.  GRACIAS A TODOS. Y mi cariño para todas y cada una de las personas con las que he compartido estas tres semanas en esa querida tierra para mí que es Bolivia. 

credit
© Ayuda en Acción

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR