Día del Voluntariado: “no se hace un mundo diferente con gente indiferente”

Publicado el 5 diciembre, 2016,

Malú, voluntaria a Carchi, Ecuador, verano 2016

Mi nombre desde que estuve de voluntaria en Ecuador es Malú. Me gusta cómo me ha apodado la gente de este bello país. Gente con caras y sonrisas tan diversas como los colores, temperaturas y sabores del Páramo, la Sierra, la Costa, Quito… Soy docente de hostelería y turismo y durante este verano he sido alumna, aunque también me he sentido hija, hermana y amiga.

El regreso siempre que salimos del entorno habitual se hace difícil porque no resulta tarea sencilla compartir los momentos compartidos, en este caso, con el de la Fundación Ayuda en Acción Carchi.

Carchi - Ecuador

Carchi – Ecuador

Vine a Ecuador con el fin de colaborar junto con otro voluntario, Simón, en el área de Turismo Comunitario. Uno de los objetivos de nuestra estancia consistía en desarrollar una página web que apoyase la promoción de los servicios y productos turísticos ofrecidos por las comunidades ubicadas en el entorno rural de Carchi, provincia ubicada en el norte del país y cercana a Colombia. Junto a esta tarea, también se trataba de colaborar en el área lingüística (inglés) mediante la capacitación de las artesanas de la Asociación el Pastoñal (El Ángel) y la traducción de un catálogo de producto. Todas estas actividades sirvieron para conocer la labor realizada por la Fundación, así como los efectos positivos del turismo comunitario, el turismo por y para el pueblo, el turismo como camino para el empoderamiento. Sin embargo, lo más enriquecedor del día a día ha sido convivir con el equipo, es decir, con Vicente, Francisco, Gisela, Anita, Alejo y Stalin: profesionales, acogedores, cariñosos, llenos de generosidad.

Malú voluntaria de Ayuda en Acción

Malú voluntaria de Ayuda en Acción

La experiencia en Ecuador ha ido más allá porque cada momento supone una vivencia nueva que permite rozar con los dedos una realidad distinta. ¿O quizás no tanto? Celular, computadora, chambra, carro, pana, chévere o chuchaqui. El trajín de las busetas, la música, los horarios… Palabras y costumbres diferentes, pero ¿lo son en ensencia? Ir allí salir de aquí supone sentirse más lejos de las costumbres que asumimos como ciertas al mismo tiempo que nos acercamos al ser humano que vive, piensa, pena y ríe en otro punto del planeta. Este voluntariado ha generado nuevos y viejos encuentros, un paso obligado para el compromiso humano allá y acá. Un eslogan utilizado por una organización sin ánimo de lucro rezaba “no se hace un mundo diferente con gente indiferente”. No regreso indiferente. Gracias Ecuador.

Hasta pronto.

Malú

¡GRACIAS A TODOS LOS VOLUNTARIOS Y VOLUNTARIAS DE AYUDA EN ACCIÓN SOIS INCREÍBLES!

2 Responses

  1. rodrigo

    Malu. Me ha encantado tu manera de expresar tus vivencias como voluntaria.
    ¡Un abrazo¡ Y anímate a volver.

  2. Gloria

    Qué bien te expresas, hermana, no sabía yo que redactabas tan bien

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

credit
© Ayuda en Acción

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR