Apoyando a mujeres campesinas

Publicado el 26 julio, 2016,
Charla con la organización de mujeres de Tumbunuma.

Charla con la organización de mujeres de Tumbunuma.

El pasado 26 de Mayo llegamos a Cariamanga, provincia de Loja (Ecuador), mi compañera Grit y yo , donde hemos pasado un mes de voluntariado. Es la tercera vez que he realizado voluntariado en está ocasión apoyando a grupos de mujeres campesinas.

El equipo de Ayuda en Acción que allí trabaja, formado por Soledad, Emilio, Guido, Jorge y Susana, está muy implicado en los proyectos  y te hace partícipe de los objetivos y del trabajo diario con mucho entusiasmo. Estoy muy agradecida por su acogimiento y buena disposición.

En este caso, he trabajado con el compañero Emilio encargado de los programas de organizaciones de mujeres campesinas; mi experiencia con él ha sido extraordinariamente interesante; he aprendido muchas cosas de este gran profesional y me ha contagiado su entusiasmo y entrega con las organizaciones.

Hemos visitado las comunidades de Colaisaca, Utuana, Belamine, Tumbunuma y S. Antonio de Arada; en todas ellas tuvimos reuniones y charlas con las mujeres como base de trabajo; fue especialmente enriquecedor el interés que muestra el colectivo de mujeres en este programa; es fundamental para ellas, según manifiestan, el poder asociarse y con ello conseguir un espacio propio, desarrollar la autoestima, la autonomía personal, y otras cualidades que sin la base de la organización colectiva no les sería posible; manifiestan que sin esos programas no hubieran conocido la posibilidad de cambio así como que su realidad no es una excepción sino una experiencia en la que cabe cambios, apoyo unas con otras, y posibles oportunidades de cambios.

Mingas de trabajo en Colaisaca

Mingas de trabajo en Colaisaca

El intercambio de opiniones con los distintos grupos muestra que estas personas tienen grandes expectativas en este modo de relacionarse, e incluso que es “su único modo de relacionarse” como personas independientes, con cierta autonomía donde poder desarrollar su opinión, sus esperanzas, sus oportunidades, soñadas o vividas; es un espacio propio de ser ellas mismas, más allá de su dura realidad a la que no escapan, sino que adquieren instrumentos de superación que no conocían, y que manifiestan a través del grupo, de la identidad, de los derechos; en conclusión, es una gran experiencia y son sus aportaciones, la gratitud, el afán de superación que muestran y la alegría que transmiten lo que hace una experiencia inolvidable y de gran valor personal y social.

Considero muy importante que estos proyectos tengan larga continuidad dada la relevancia que tiene el que la mujer campesina  sea atendida y visible, la necesidad que ellas manifiestan de más capacitaciones y oportunidades; y son grupos que están muy agradecidas al trabajo que Ayuda en Acción realiza con ellas y debo manifestar mi satisfacción por la continuidad de estos proyectos; la realidad tan dura que viven merecen desde mi punto de vista que se siga apostando por ellas, al ser para muchas de ellas su único enlace con la superación o con el mantenimiento de su autoestima. De aquí que subrayo la importancia de estos proyectos y la responsabilidad que hemos asumido frente a ellas y su futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

credit
© Ayuda en Acción

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR