Día del Voluntariado: “no se hace un mundo diferente con gente indiferente”

Publicado el 5 diciembre, 2016,

Malú, voluntaria a Carchi, Ecuador, verano 2016

Mi nombre desde que estuve de voluntaria en Ecuador es Malú. Me gusta cómo me ha apodado la gente de este bello país. Gente con caras y sonrisas tan diversas como los colores, temperaturas y sabores del Páramo, la Sierra, la Costa, Quito… Soy docente de hostelería y turismo y durante este verano he sido alumna, aunque también me he sentido hija, hermana y amiga.

El regreso siempre que salimos del entorno habitual se hace difícil porque no resulta tarea sencilla compartir los momentos compartidos, en este caso, con el de la Fundación Ayuda en Acción Carchi.

Carchi - Ecuador

Carchi – Ecuador

Vine a Ecuador con el fin de colaborar junto con otro voluntario, Simón, en el área de Turismo Comunitario. Uno de los objetivos de nuestra estancia consistía en desarrollar una página web que apoyase la promoción de los servicios y productos turísticos ofrecidos por las comunidades ubicadas en el entorno rural de Carchi, provincia ubicada en el norte del país y cercana a Colombia. Junto a esta tarea, también se trataba de colaborar en el área lingüística (inglés) mediante la capacitación de las artesanas de la Asociación el Pastoñal (El Ángel) y la traducción de un catálogo de producto. Todas estas actividades sirvieron para conocer la labor realizada por la Fundación, así como los efectos positivos del turismo comunitario, el turismo por y para el pueblo, el turismo como camino para el empoderamiento. Sin embargo, lo más enriquecedor del día a día ha sido convivir con el equipo, es decir, con Vicente, Francisco, Gisela, Anita, Alejo y Stalin: profesionales, acogedores, cariñosos, llenos de generosidad.

Malú voluntaria de Ayuda en Acción

Malú voluntaria de Ayuda en Acción

La experiencia en Ecuador ha ido más allá porque cada momento supone una vivencia nueva que permite rozar con los dedos una realidad distinta. ¿O quizás no tanto? Celular, computadora, chambra, carro, pana, chévere o chuchaqui. El trajín de las busetas, la música, los horarios… Palabras y costumbres diferentes, pero ¿lo son en ensencia? Ir allí salir de aquí supone sentirse más lejos de las costumbres que asumimos como ciertas al mismo tiempo que nos acercamos al ser humano que vive, piensa, pena y ríe en otro punto del planeta. Este voluntariado ha generado nuevos y viejos encuentros, un paso obligado para el compromiso humano allá y acá. Un eslogan utilizado por una organización sin ánimo de lucro rezaba “no se hace un mundo diferente con gente indiferente”. No regreso indiferente. Gracias Ecuador.

Hasta pronto.

Malú

¡GRACIAS A TODOS LOS VOLUNTARIOS Y VOLUNTARIAS DE AYUDA EN ACCIÓN SOIS INCREÍBLES!

Acorde Mayor :-) acorde menor :-(

Publicado el 17 noviembre, 2016,

Por Ignacio Bañares, voluntario a terreno en Bolivia.

Dedicado a Johny, José, Susana, Reinaldo, Ariel, David, Ricardo, Marcial, Miguel Ángel, María, Marcos y un larguísimo etc. hasta los más de 100.

Cotoca, Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. Y el Hogar Teresa de los Andes como referencia. Referente en acoger y asistir a niños y adultos con discapacidad mental y física y de variada procedencia. Personas de distinto origen en localización pero poca variación en penurias sufridas. Por encima de su portón de madera han “entrado” múltiples niños al Hogar. Abandonados, sin familia, o con familias que los rechazan o no pueden hacerse cargo de una “carga” de tal magnitud. Y nosotros y nosotras, voluntarios y voluntarias españoles recién llegados a Cotoca, Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, entrando por ese mismo portón de madera, asustados, perdidos y valga la redundancia, con voluntad.

Sería fácil, bienintencionado o ingenuo hablar entonces de una voluntad inquebrantable. Al menos mi voluntad dio vueltas, se quebrantó, sufrió y se cuestionó todo lo cuestionable y más. Durante unos días me sentí más una esponja que un ser humano. Absorbiendo todas aquellas sensaciones, todo aquello que los niños, el personal del Hogar y el resto de voluntarios tenían que aportarme. Y aunque esos primeros días uno sufre de la práctica parálisis propia de una esponja, al cabo de los mismos, uno se rehace, se levanta feliz a las 6 de la mañana y se predispone a aprender y a querer.

Nuestra visita al Hogar no sería diferencial para los niños – en mi cabeza quiero creer que así lo ha sido – si no fuera por ese amor, esa imaginación y esas ganas de contribuir al desarrollo educativo y creativo de los niños y niñas que aportamos. Es cierto que puede romper esquemas y dinámicas internas, pero sacar a muchos de ellos de una rutina marcada por la mera asistencia, puede hacer surgir alguna idea, algún sentimiento inexplorado hasta entonces, algo que crear, pintar o hacer sonar.

Seguro que nosotros y nosotras, los voluntarios y voluntarias de Ayuda en Acción, nos llevamos más de lo que dejamos. Dejamos cariño, conversaciones, abrazos, ideas, gestos y un ukelele. Pero nos llevamos conocimiento de otra realidad, conocimiento de la discapacidad y las muy diversas formas de definirla y tratarla, de las consecuencias de la exclusión social, de las dinámicas de un país como Bolivia, de la vida humana y las múltiples formas de concebirla…y por encima de todo, nos llevamos amor. Amor sincero manifestado en pequeños gestos de cariño, en una confianza ciega, en sonrisas y en lágrimas.

II Encuentro de Voluntariado a Terreno

Publicado el 8 noviembre, 2016,

Tras cerrar la V edición del Programa de Voluntariado a Terreno de Ayuda en Acción, hemos celebrado con los voluntarios el II Encuentro Anual en nuestras oficinas. En esta ocasión, los voluntarios han tenido la oportunidad de compartir sus experiencias y conocer más de cerca la organización.

El Encuentro dio inicio con la presentación de resultados del programa en el que se han donado más de 14.000 horas de voluntariado y la presentación de Fernando Mudarra a los voluntarios y voluntarias, como nuevo Director General de Ayuda en Acción.

Debate sobre el voluntariado

Tras la apertura oficial del Encuentro se dio paso a una mesa redonda donde los voluntarios pudieron debatir sobre el valor que tiene el programa para organizaciones como Ayuda en Acción y los retos que el voluntariado tiene en la sociedad actual. A este respecto, Marta Raimundo, voluntaria de la organización y periodista especializada en Responsabilidad Social Corporativa y Voluntariado, planteó como el verdadero reto es que cada una de las personas implicadas lo asuma como un hábito de su día a día.

La mesa en la que participó Alberto Casado en representación de Ayuda en Acción contó, además, con la participación de Julián Rocha, socio de Ayuda en Acción y voluntario en Ecuador y Bolivia, e Ignacio Bañares, voluntario en Bolivia; quienes trasladaron a todos los asistentes su visión sobre el programa desde la perspectiva de un colaborador que conoce los programas de la organización desde hace más de 30 años y la de alguien que acaba de entrar en contacto con Ayuda en Acción, respectivamente.

Dinámica de grupo

El Encuentro también fue una oportunidad para evaluar el programa de este año. A través de diferentes ejercicios con bloques de construcción los voluntarios y voluntarias tuvieron la oportunidad de trasladar cómo ha sido su día a día en terreno, que han aprendido de las personas con las que han compartido esta experiencia solidaria, o como han vivido Ayuda en Acción durante su voluntariado, entre otras.

Fotografías de experiencias.

Para cerrar el Encuentro, todos los asistentes pudieron disfrutar de una exposición de fotografías realizadas por los propios voluntarios que son el mejor resumen de su experiencia, que quieren compartir con todas las personas que forman parte de Ayuda en Acción.

¡Muchas gracias a todos y todas por vuestro voluntariado!

Equipo de Voluntariado a Terreno

Voluntariado con niños en Perú

Publicado el 5 agosto, 2016,

Hola soy Sofía, tengo 19 años y soy estudiante de Derecho en la Universidad de Navarra y me gustaría contaros brevemente una historia única vivida en Perú gracias al voluntariado.

Esta aventura tomó protagonismo en el momento en el que me subí al avión Madrid-Lima y posteriormente Lima-Trujillo. La incertidumbre en mí era inmensa, intriga por conocer a su gente, a los niños y ver con lo que iba a encontrarme en los próximos 15 días.

 

El voluntariado que he realizado en el distrito de Cascas, La Libertad podría resumirse en una frase que antes de partir en esta aventura jamás habría pensado que seria y es la siguiente; “He recibido mucho más de lo que he dado”, porque realmente emprenderme en esta aventura yo sola te hace realmente conocerte a ti mismo, ver que hay otras realidades y que las pequeñas cosas pueden generar en alguien una satisfacción inmensa y no hay nada mas gratificante que ver que estás aportando algo a gente que realmente lo necesita, esto es algo que supera con creces a muchas cosas que en nuestra “realidad” pocas veces se ve.

Mi labor consistía en impartir clases de ingles a niños desde jardín ( 3-4 años) hasta los 12 años, cada niño es un mundo y sus ganas de aprender son increíblemente inmensas y verlo con tus propios ojos, es insustituible. Por las tardes realicé un taller a mujeres jóvenes con hijos acerca de sus derechos, cosas básicas para nosotros pero que desgraciadamente en algunas zonas aún no lo son. Una vez más, que al acabar tu charla te vengan las mujeres y te digan lo agradecidas que están, es gratificante y te llena como persona.

sofia morales foto2

Tanto el equipo de Ayuda en Acción como el de Ciedi La Libertad, son fantásticos y el trato conmigo ha sido excelente desde el momento en el que decidí inscribirme en el proceso de selección hasta el final del voluntariado y me reitero en  que sin su ayuda no se habría conseguido nada de lo fantástico que han hecho en todos los países que trabajan, en mi caso, en el de Perú.

Tras el regreso, te das cuenta de lo importante que es ayudar y es por ello que animo a todo el mundo a dar el paso y realizar un voluntariado porque verdaderamente no hay nada más gratificante.

Espero volver muy pronto a Perú.

Apoyando a mujeres campesinas

Publicado el 26 julio, 2016,
Charla con la organización de mujeres de Tumbunuma.

Charla con la organización de mujeres de Tumbunuma.

El pasado 26 de Mayo llegamos a Cariamanga, provincia de Loja (Ecuador), mi compañera Grit y yo , donde hemos pasado un mes de voluntariado. Es la tercera vez que he realizado voluntariado en está ocasión apoyando a grupos de mujeres campesinas.

El equipo de Ayuda en Acción que allí trabaja, formado por Soledad, Emilio, Guido, Jorge y Susana, está muy implicado en los proyectos  y te hace partícipe de los objetivos y del trabajo diario con mucho entusiasmo. Estoy muy agradecida por su acogimiento y buena disposición.

En este caso, he trabajado con el compañero Emilio encargado de los programas de organizaciones de mujeres campesinas; mi experiencia con él ha sido extraordinariamente interesante; he aprendido muchas cosas de este gran profesional y me ha contagiado su entusiasmo y entrega con las organizaciones.

Hemos visitado las comunidades de Colaisaca, Utuana, Belamine, Tumbunuma y S. Antonio de Arada; en todas ellas tuvimos reuniones y charlas con las mujeres como base de trabajo; fue especialmente enriquecedor el interés que muestra el colectivo de mujeres en este programa; es fundamental para ellas, según manifiestan, el poder asociarse y con ello conseguir un espacio propio, desarrollar la autoestima, la autonomía personal, y otras cualidades que sin la base de la organización colectiva no les sería posible; manifiestan que sin esos programas no hubieran conocido la posibilidad de cambio así como que su realidad no es una excepción sino una experiencia en la que cabe cambios, apoyo unas con otras, y posibles oportunidades de cambios.

Mingas de trabajo en Colaisaca

Mingas de trabajo en Colaisaca

El intercambio de opiniones con los distintos grupos muestra que estas personas tienen grandes expectativas en este modo de relacionarse, e incluso que es “su único modo de relacionarse” como personas independientes, con cierta autonomía donde poder desarrollar su opinión, sus esperanzas, sus oportunidades, soñadas o vividas; es un espacio propio de ser ellas mismas, más allá de su dura realidad a la que no escapan, sino que adquieren instrumentos de superación que no conocían, y que manifiestan a través del grupo, de la identidad, de los derechos; en conclusión, es una gran experiencia y son sus aportaciones, la gratitud, el afán de superación que muestran y la alegría que transmiten lo que hace una experiencia inolvidable y de gran valor personal y social.

Considero muy importante que estos proyectos tengan larga continuidad dada la relevancia que tiene el que la mujer campesina  sea atendida y visible, la necesidad que ellas manifiestan de más capacitaciones y oportunidades; y son grupos que están muy agradecidas al trabajo que Ayuda en Acción realiza con ellas y debo manifestar mi satisfacción por la continuidad de estos proyectos; la realidad tan dura que viven merecen desde mi punto de vista que se siga apostando por ellas, al ser para muchas de ellas su único enlace con la superación o con el mantenimiento de su autoestima. De aquí que subrayo la importancia de estos proyectos y la responsabilidad que hemos asumido frente a ellas y su futuro.

Hemos forjado un vínculo de amistad y cariño

Publicado el 19 julio, 2016,
Antonia y Grit han compartido su conocimiento con los apicultores de esta zona de Ecuador

Antonia y Grit han compartido su conocimiento con los apicultores de esta zona de Ecuador

Ya hemos regresado Antonia y yo de nuestro viaje de voluntariado a Chinchaysuyo (Ecuador). Sólo puedo decir que ha sido maravilloso y nuestro vínculo con las comunidades que inició el año pasado se ha fortalecido.

Los compañeros de Ayuda en Acción nos han recibido con los brazos abiertos y han hecho TODO para que nos sintiéramos como en casa y aprovecháramos al máximo nuestro tiempo allí. Con todas las personas que hemos conocido a lo largo de esta estancia y con las que hemos trabajado intensamente, hemos forjado un vínculo de amistad y cariño que quedará en el recuerdo para siempre.

Con respecto a la apicultura, desde mi último viaje allí, en junio del 2015, ha habido muchos avances:

  • En Macará está funcionando el centro de acopio y los apicultores de la zona han aumentado el número de sus colmenas.
  • En Cariamanga y las comunidades vecinas, todos los apicultores que visité el año pasado siguen trabajando bien con sus abejas y han puesto en marcha el proyecto de la Asociación de Apicultores, que estoy segura les va a ayudar mucho en sus propósitos, como lugar de intercambio de conocimientos y para posicionar sus productos en el mercado.

Hemos recogido numerosas colmenas silvestres para meterlas en cajones y poder cosechar su producción cada año y también hemos hecho un seguimiento de los colmenares ya existentes.

Compartiendo técnicas con Apicultores

Compartiendo técnicas con Apicultores

He aprovechado que la estancia, este año, ha sido más larga, para impartir un curso de cría de reinas y varias charlas dirigidas a explicar la alta rentabilidad que tiene la apicultura en Ecuador. Sin olvidar la apiterapia, con los productos de la colmena y el veneno de abejas, que le puede servir a todas las familias para mejorar su salud.

A nivel personal, la experiencia ha sido muy enriquecedora. Me encanta el clima, la naturaleza, la comida y sobretodo las personas con las que he tenido la oportunidad de trabajar. Siempre me he sentido bienvenida e integrada y he sido feliz allí.

Ojalá pueda regresar el año que viene para seguir trabajando. Bueno, ya lo iremos viendo. En todo caso daros las gracias de todo corazón a Ayuda en Acción por posibilitar este tipo de experiencias, que considero de las mejores que se pueden tener.

Nueva oferta de voluntariado y plazas disponibles.

Publicado el 24 junio, 2016,

Si todavía no tienes planes para el verano…

 

¡Aún puedes participar en nuestro Programa de Voluntariado a Terreno!

 

Aquí puedes consultar las oportunidades disponibles:

B2_2016. Mejora de las condiciones de salud de los niños/as y sus familias Sucre, Bolivia

B7_2016. Capacitación a docentes y alumnos en tecnologías de la información. Luis Calvo, Bolivia

B9_2016. Fortalecimiento a la gestión del vínculo solidario. Luis Calvo, Bolivia

N2_2016. Apoyo en Cooperativa Agropecuaria de Mujeres. Río Blanco, Nicaragua

N4_2016. Actitudes lúdicas y recreativas. Jucuapa – Matagalpa, Nicaragua

N10 2016 Apoyo Centro de Prevención Luciano Caldana, Cenalcawas, Nicaragua

¡Lánzate a vivir una experiencia inolvidable!

¿A qué estás esperando?

Voluntarias Verano 2016 en Perú

 

Concierto Solidario en el Teatro Real

Publicado el 20 junio, 2016,
Cartel Concierto Solidario en el Teatro Real

Cartel Concierto Solidario en el Teatro Real

¡Ven al Concierto Solidario! !Compra tu entrada solidaria!

Ya se pueden adquirir las entradas para el gran concierto solidario que ofrecerá Pablo Heras-Casado el domingo 10 de julio a las 12h en el Teatro Real. Bajo la batuta de nuestro director de orquesta más internacional, la Orquesta Sinfónica de Madrid interpretará la 2ª Sinfonía de Brahms. Al igual que el año pasado, la recaudación íntegra de este concierto extraordinario irá destinada al Programa de Apoyo la Infancia y las Familias en España de Ayuda en Acción.

Los tickets para este espectáculo musical único tienen precios populares (desde 10€) y están a la venta desde hoy y hasta que se agoten las localidades en la web del Teatro Real, en el teléfono 902 24 48 48 o en las taquillas del teatro. También se ha habilitado una fila 0 para donativos en el nº de cuenta ES55 0049 0001 58 2911863843.

Como embajador de Ayuda en Acción, Pablo Heras-Casado impulsa y apadrina la iniciativa Acordes con solidaridad con el apoyo de Acción Social por la Música. Además, el concierto solidario en el Teatro Real será el primer gran evento con el que Ayuda en Acción conmemora su  35 aniversario.

¡Ven a celebrarlo con nosotros! !Compra tu entrada solidaria!

Ya está en marcha la V edición voluntariado a terreno

Publicado el 11 mayo, 2016,

Por Inma Culebras, Ayuda en Acción.

El programa de Voluntariado a Terreno es la oportunidad de participar como voluntario/a en un proyecto de un país de América Latina, donde puedes vivir junto a otras personas la experiencia de entender y compartir las necesidades e inquietudes que afrontan día a día hombres, mujeres y niños/as.

Ya está en marcha la V edición de nuestro programa de Voluntariado a Terreno. En sus cuatro ediciones anteriores, más de 400 voluntarios han vivido una experiencia transformadora, formando parte de una realidad social que les ha proporcionado aprendizajes vitales y el desarrollo de nueva habilidades, realizando una labor que contribuye a mejorar la calidad de vida de la sociedad. Una experiencia inolvidable donde participas directamente en un proyecto, convirtiéndote a tu regreso en un agente de sensibilización en tu entorno.

Comienzo de la jornada de Voluntariado.

Leer más >

Maestros de Puno

Publicado el 5 abril, 2016,

Por Carmen López, voluntaria a terreno en el Área de Desarrollo de Puno, en Perú.

Esta experiencia comenzó mucho antes de coger un avión a Perú, lo hizo hace años, cuando se despertó en mí una intensa inquietud por conocer otras culturas, formas de vivir, se sentir, de expresar y sobre todo de conocerlo de verdad, conviviendo con personas que viven una realidad muy diferente a la mía. El poder colaborar y quizás formar parte de un pequeño cambio, era algo que me resultaba apasionante.

Por distintas circunstancias, no había podido hacerlo. Pero las Navidades de 2014 fue el momento de tomar una decisión en firme y dar un paso adelante y perseguir mis sueños. Y así lo hice, me puse en contacto con algunas amigas que habían estado de voluntarias. Busqué por internet distintos proyectos y finalmente llegue a Ayuda en Acción y su voluntariado a Terrero. Me resultaba muy interesante los proyectos educativos y el convivir realmente con las personas con las que iba a trabajar y colaborar. Así que inicié el proceso y pasado un tiempo, se pusieron en contacto conmigo para decir que sí, que uno de mis sueños se haría realidad.

Nervios, incertidumbre, responsabilidad, inmensa ilusión, alegría e incluso miedo, fueron muchos de los sentimientos que pasaron por mí antes de comenzar lo que yo llamo “mi pequeña aventura”.

La verdad es que desde el minuto uno del viaje todo fue bien. Ayuda en Acción nos guió en todo el proceso. En todo momento estuve acompañada por gente maravillosa. La primera, la gran Loli, mi compañera en esta aventura. Nos conocimos en Barajas antes de comenzar esta experiencia. Otra voluntaria (canaria) dispuesta a vivir la aventura de su vida. Desde el minuto uno la conexión fue fantástica y tengo que decir que sin ella, no hubiera sido lo mismo.

Maestros de Cupi

Maestros de Cupi

Leer más >

credit
© Ayuda en Acción

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR